Connect with us

Published

on

Madrid, (EFE).- Casi un año después de su último partido, de un mal gesto en uno de los fondos de la pista Rod Laver Arena, la central del Melburne Park, en el Abierto de Australia, con el estadounidense Mackenzie McDonald como rival, Rafael Nadal anuncia, por fin, después de especulaciones, teorías y augurios, que volverá a jugar.

Avisa Nadal que regresa casi siete meses después de sobrecoger al deporte español y de sobresaltar al circuito profesional con el anuncio en su academia de Manacor de que no llegaba a tiempo de disputar Roland Garros; y de avisar que el 2024 sería su última temporada en ejercicio.

Ahora, semanas después de afinar su recuperación y con las sensaciones positivas necesarias para intentar volver a competir a alto nivel, el balear, ganador de veintidós Grand Slam, está dispuesto a intentarlo, a irrumpir en la cancha y a sentirse jugador.

A sus 37 años, con la temporada clausurada, perdida, una vez echado el cierre a las Finales ATP, el torneo de Maestros de cada temporada donde era un habitual y del que ha formado parte en once ediciones sin el éxito esperado y con las secuelas aún frescas del éxito de Italia en las Finales de la Copa Davis donde no estuvo España, el mejor deportista español de siempre hace borrón y cuenta nueva en puertas de un 2024 esperanzador.

Está preparado. Amparado por la prudencia en cada uno de sus movimientos y por la experiencia que le ha proporcionado paulatinamente su trayectoria, Nadal apunta el próximo curso, año olímpico, con nuevos retos, en medio de la dictadura incuestionable impuesta por la voracidad de Novak Djokovic y por una prometedora generación que, salvo la excepción de Carlos Alcaraz, parece aún tierna, incapaz de dar el salto definitivo y de desplazar al serbio de su lugar.

Acude Rafael Nadal a socorrer a los nostálgicos estancados en aquél tiempo pasado que siempre fue mejor; a la añoranza de aquellos duelos intensos con el tenista de Belgrado. Desafíos inciertos, sin vencedor claro, con opción para cualquiera. Nada que ver con el desequilibrio actual, donde casi ninguno de las talentosas raquetas, plagadas de futuro, amenaza con seriedad al balcánico. Llega el balear con el anhelo del seguidor de interponerse en el dominio del actual número uno y con la ilusión desempolvar, gozar y revivir el regreso de unos clásicos inolvidables.

El tiempo pasa pero pocas cosas cambian en el tour, en los grandes torneos, en manos de los de siempre de los referentes eternos. Y ahí pretende volver a entrar Rafael Nadal. Ahí tiene su sitio.

Vuelve Nadal que apunta al torneo de Brisbane como el inicio del 2024 para el momento de saltar a la pista. Meses de recuperación, semanas de entrenamiento, de puesta a punto. Pretende cerrar el paréntesis del 2023 y redondear el círculo. Se bajó de la competición en el Abierto de Australia. Y ahí pretende llegar a tono para volver a competir.

El mallorquín tan solo ha podido disputar cuatro partidos este curso que ya se marcha, repartidos entre la United Cup y el Grand Slam de Melbourne con un saldo de una victoria y tres derrotas.

Atrás ha quedado ese mal gesto en la pista de Australia y ese dolor con el que jugó desde la mitad del segundo set, cuando sintió un pinchazo en la pierna izquierda, en un movimiento lateral. Aguantó como pudo; rehúsa siempre el abandono y jugó de mala manera hasta el final.

Llegaron después las pruebas y el diagnóstico: una lesión en el psoas ilíaco de la pierna izquierda. La ausencia estaba prevista para seis u ocho semanas con un tratamiento conservador. Fijó el retorno a las pistas para la temporada de tierra, para Roland Garros.

Pero nada salió como pensaba Nadal y su equipo que dilataba cada semana su reaparición. Entonces cortó por lo sano el balear. Convocó a los medios y ese 18 de mayo anunció su baja de Roland Garros y del resto de la temporada. Y más aún: su retirada de la competición en el 2024.

Semanas después, comunicó que había sido intervenido quirúrgicamente de la dolencia. Volvía a empezar. Un contratiempo más en una carrera tan exitosa como accidentada. Con tantos títulos como dolencias. Con sonrisas y con lamentos. Con la duda de hasta dónde hubiera podido a llegar con menos percances.

Hace más de un mes que Rafael Nadal se dejó ver raqueta en mano, en pista, a buen ritmo. El director del Abierto de Australia Craig Tiley anunció que el balear estará en el primer grande del próximo curso. Pero el jugador lo desmintió. Estaba mejor pero aún sentía dolor. Y no quería imponer fecha alguna.

Los avances han sido evidentes en los últimos días y la sensación ha ido a mejor. Nadal vuelve. Anuncia que será en Brisbane, donde cerrará el círculo, donde volverá a competir. Casi un año después de su marcha en el Abierto de Australia donde volverá a formar parte de su carte.

Apunta a un año plagado de alicientes. Al intento de ganar otros Grand Slam. De superar los veintidós, de inquietar el absolutismo de Djokovic. Con el reto olímpico de nuevo en el horizonte. En París, sobre tierra, en Roland Garros. Un colofón perfecto para una carrera sinigual.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entretenimiento

En medio de acusación de abuso verbal por su ex, Billy Ray Cyrus llamó «zorra» a su hija Miley

Published

on

Redacción internacional.- Billy Ray Cyrus, cantante de música country y padre de Miley Cyrus, ha sido acusado de abuso verbal, emocional y psicológico por su exesposa Johanna Rose Hodges. Un audio recién obtenido y difundido exclusivamente por Daily Mail, muestra una serie de insultos y ofensas durante una fuerte discusión que, según la cantante australiana, se volvió algo común en su breve matrimonio de siete meses.

“No sé quién carajos te crees que eres, pero no vas a hacer caso… Esto no se trata de nada más que de ti siendo una maldita perra egoísta”, se escucha decir al cantante de 62 años en la grabación.

Pero este maltrato no se limita solo a Rose Hodges, pues en otra parte del audio, Billy Ray se refiere a su hija Miley Cyrus como una “diabla” y una “zorra”, y a su exesposa Tish Cyrus, madre de la protagonista de Hannah Montana, como “escoria de la tierra”. Estas grabaciones también incluyen textos en los que remarca despectivamente su relación con otras mujeres significativas en su vida.

El motivo que desencadenó la discusión fue un supuesto retraso a un concierto, del cual Billy culpó por completo a su pareja.

La relación de Billy con Johanna Rose

Comenzó en 2010 cuando se conocieron durante la grabación de la serie Hannah Montana, pero no se convirtió en algo romántico hasta una década después. Se casaron en octubre de 2023, pero los documentos legales muestran que el matrimonio estaba plagado de conflictos. En mayo de 2024, Billy Ray presentó la solicitud de divorcio, lo que desencadenó una batalla legal aún mayor.

Hodges también ha presentado documentos legales alegando el abuso de sustancias por parte de Cyrus y una conducta impredecible. Por su parte, Billy Ray sostiene que las acusaciones de abuso de su esposa son falsas y que fue él en realidad quien terminó siendo la víctima de abuso verbal, emocional y físico.

En su solicitud de divorcio, Billy busca la anulación del matrimonio citando “conducta marital inapropiada” y “fraude”. Además, ha ganado una orden judicial para evitar que Firerose continúe utilizando sus tarjetas de crédito, alegando que ella realizó cargos fraudulentos por casi 100,000 dólares.

Billy Ray Cyrus admitió que su voz es la del audio

En una actualización sobre el caso, Billy Ray Cyrus admitió que la voz en el audio que publicó Daily Mail, es la suya, descartando así una posible manipulación. En una declaración publicada este último miércoles, el cantante comentó: “Estaba al límite de mi paciencia”.

Cyrus continuó explicando su estado emocional durante la grabación: “Cuanto más pasaban los días, más me daba cuenta de que algo iba mal. Y eso fue antes de saber que ella era un fraude”. Añadió: “Lo vi con mis propios ojos, todo lo que pensaba que sabía sobre ella era una mentira. Ella estaba tratando de apoderarse de mi carrera, mi vida y usurpar el nombre de Cyrus para su propio beneficio”.

Previamente, Firerose afirmó que, durante su relación, Cyrus ejercía un control riguroso sobre ella, restringiéndole el acceso a un automóvil y limitando severamente sus salidas sociales. “No tenía auto. Solo se me permitía ir al quiropráctico local y una vez al mes a hacerme las uñas”, declaró en una entrevista. También denunció que Cyrus aislaba a sus seres queridos, prohibiéndoles visitarla en la finca que compartían cerca de Nashville y exigiendo su autorización para cualquier comunicación con ellos.

El mismo día en que la entrevista fue publicada por Page Six, Cyrus reaccionó con un mensaje enigmático en Instagram: “¡Feliz domingo a todos! No creo haber escuchado la palabra ‘MENTIROSO’ tantas veces un domingo por la mañana. Estoy seguro de que pronto se revelará la verdad”.

,

Continue Reading

Entretenimiento

La salsa durará por el «hambre de hacer música» de los nuevos cantantes

Published

on

San Juan.- El joven salsero puertorriqueño Luis Vázquez asegura a EFE que este género caribeño persistirá por «el hambre de hacer música» de los nuevos exponentes, que innovan con otros ritmos pero sin quitar su esencia, como demuestra su nuevo álbum lanzado este jueves, ‘La salsa no morirá’.

Vázquez, de tan 18 años, forma parte del nuevo movimiento ‘la salsa de ahora’, que consta de un grupo de artistas que calificó de «talentosos».

«Tenemos esa hambre de hacer música a nuestro estilo», subrayó el cantante, quien a los 15 años lanzó su primer disco, ‘Comienzos’ y es conocido por temas como ‘Tu fan’ y ‘Me tienes mal’.

Dentro de esos nuevos cantantes de salsa que quieren mostrar su talento ante los exponentes veteranos y ser respetados entre los ‘cocolos’ o melómanos, están también los puertorriqueños Christian Alicea, Merari Rivera, Carlos García, Luis Figueroa, Moa Rivera y la peruana Daniela Darcourt.

«Nosotros, como salseros nuevos, queremos ese mismo respeto. Esto es un trabajo que tenemos que estar bien unidos», aseveró Vázquez.

«En vez de estar en guerra como en otros tiempos, pues nosotros vamos buscando la unión. Ahora, otros salseros nos dan la mano y nos incluyen en sus presentaciones para demostrar nuestro talento. Es bien bonito lo que está pasando en nuestro movimiento», añadió el artista.

Una salsa «fresca e innovada»
A ese nuevo movimiento muchos también lo llaman salsa «fresca o innovada», ya que entre sus características y atracción está incluir un toque urbano a la música para llamar la atención de los jóvenes.

«Lo que queremos es cautivar a esa audiencia y que los ‘cocolos’ escuchen ese sonido diferente. Vamos buscando ‘la vuelta’ y colaboraciones con otros artistas», indicó.

«La gente ve este movimiento y ve que sí hay una nueva cepa, una nueva ‘salsa de ahora’, y que sepan que la salsa nunca se va a caer ni nunca va a morir», aseguró Vázquez, quien se adentró en este ritmo caribeño después de hacerlo en el ritmo autóctono puertorriqueño de la plena.

En esa misma línea de aceptación de los ‘cocolos’, Vázquez explicó que su nuevo y segundo álbum contiene una variedad de ritmos de la salsa, entre ellas la romántica y «la de esquina», o sea, la que le gusta a estos melómanos por transmitir «esa esencia o espíritu de la salsa de antaño y la de ahora».

Sin olvidar las raíces
El objetivo de ello, según Vázquez, es «evolucionar, aprender en el camino y saber qué se le hace para seguir adelante» en esta carrera como salsero ante las estrellas ya establecidas y la competencia con otros géneros musicales.

En este nuevo disco, después de ‘Comienzos’ (2021), se incluye el tema homónimo del álbum, que cuenta con la colaboración de Christian Alicea, otro de las nuevas estrellas de la salsa.

Según explicó Vázquez, la letra de la canción transporta al público salsero «a saber de dónde son las raíces y cultura» del género caribeño, germinado hace más de 70 años en Nueva York de la mano de músicos predominantemente puertorriqueños y cubanos.

La salsa, aseguran muchos, nació en los barrios neoyorquinos gracias a jóvenes músicos latinoamericanos que emigraron a Estados Unidos y mezclaron ritmos caribeños como la guaracha, el mambo, la pachanga, la guajira, el guaganco y el chachachá.

,

Continue Reading

Entretenimiento

El británico Passenger inunda de melancolía Les Nits de Barcelona

Published

on

El cantautor británico Michael David Rosenberg, conocido artísticamente como Passenger, protagonizó una emotiva actuación en los Jardines del Palau de Pedralbes como parte del festival Les Nits de Barcelona. Acompañado únicamente de su guitarra acústica y sin banda, Passenger cautivó al público con su estilo melancólico y sus canciones introspectivas.

El concierto comenzó con ‘All the Little Lights‘, donde Rosenberg exhibió su distintiva voz llena de emotividad. Antes de continuar, hizo una observación humorística sobre su única canción famosa, ‘Let Her Go‘, asegurando que no la repetiría doce veces seguidas como ‘Let It Go‘ de Frozen. Esta declaración desató risas entre el público, mostrando su cercanía y sentido del humor.

A lo largo del espectáculo, Passenger interpretó temas como ‘Life’s for the Living‘, ‘Table for One‘ y una versión especialmente conmovedora de ‘Sound of Silence‘ de Simon & Garfunkel. Su habilidad para transmitir emociones a través de las cuerdas de su guitarra resonó en los jardines, recreando la atmósfera íntima de un pub oscuro donde comenzó su carrera.

El británico Passenger inunda de melancolía Les Nits de BarcelonaEl británico Passenger inunda de melancolía Les Nits de Barcelona
El cantante y compositor británico Michael David Rosenberg, más conocido por su nombre artístico Passenger, durante su actuación hoy miércoles en los Jardines del Palacio de Pedralbes incluido en el Festival Nits de Barcelona. EFE/Alejandro García.

En un cambio de tono fugaz pero impactante, presentó ‘I Hate‘, una canción donde expresó humorísticamente sus disgustos, incluyendo críticas a ciertas prácticas y figuras públicas. Este segmento fue especialmente bien recibido por la audiencia.

El concierto continuó con ‘Young as the Morning, Old as the Sea‘, ‘Wild Love‘, ‘Patient Love‘, ‘Circles‘ y finalmente ‘Let Her Go‘, que, a pesar de no ser repetida tantas veces como bromeó al principio, resonó profundamente entre los asistentes. Rosenberg compartió con el público la historia detrás de la canción, describiéndola como un sueño hecho realidad tras su viaje desde pubs hasta el éxito global.

Scare Away the Dark‘ cerró la noche de manera emotiva, con el público acompañando a Passenger en los coros. Al despedirse de Barcelona, interpretó ‘Boomerang‘ y ‘Holes‘, culminando el recital con una ovación de pie y un ambiente de aprecio mutuo entre el artista y sus seguidores.

El concierto de Passenger marcó el fin del festival Les Nits de Barcelona 2024, dejando una impresión duradera con su mezcla única de introspección, humor y conexión sincera con el público.

,

Continue Reading

Tendencia